domingo, 12 de marzo de 2017

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas


Título: No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas
Autor: Laura Norton
Editorial: ESPASA
Nº de páginas: 352

SINOPSIS:

Si estás leyendo estas líneas es que te ha llamado la atención el título.
¿Te gustaría decírselo a alguien?
¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo?

Y lo más importante:
¿Te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara?

Pues esta es tu novela.
Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos...
Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especie de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver...
Pero mejor no te lo contamos porque te gustará leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.


MI OPINIÓN:

Hace mucho tiempo oía muchísimas buenas opiniones de esta historia, de hecho empecé a leerla y acabé dejandolo a medias. Así que ya iba siendo hora de terminarlo y traer la reseña.

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, nos cuenta la historia de Sara, una muchacha joven con un carrera en Química que decide hacerse plumista y montar su propio negocio.

A medida que va avanzando la historia vemos algunos problemas que se van cruzando en su camino y cómo vuelve su pasado, además de cómo Sara intenta librarse de ellos sin mucho éxito.
Este libro ha sido bastante divertido y entretenido para mí, he flipado un poco con las vueltas que tiene la historia y no paraba de preguntarme cómo conseguía Sara meterse en un lío tras otro.

Uno puntos fuertes de la historia es su ligereza, brevedad y gancho, apenas me di cuenta de la gran cantidad de páginas que había leído hasta que casi terminé el libro, no podía despegarme de la historia porque no quería perderme lo que venía a continuación.

Otra de las cosas que más me ha gustado son los personajes. En concreto la espontaneidad de Lu, la hermana de Sara, a veces me parecía un poco impertinente pero me gustaron mucho sus soluciones rápidas y fáciles para casi todo.

En resumen, este libro ha sido para mí muy divertido y lo he disfrutado muchísimo con las situaciones peculiares que aparecen en él. Ha sido una lectura muy breve y que consiguió engancharme desde el principio.

1 comentario:

  1. Este libro lleva siglos en mi estantería jeje Espero que tras esta gran reseña me anime a leerlo para ver si me gusta tanto como a tí. Lo pintas muy bien <3

    ResponderEliminar

Gracias por visitar el blog :)